Marshall: orígenes de la mítica marca de amplificadores

Escrito por Sounds Market el 18 de diciembre, 18

De dar sonido a los solos de Jimi Hendrix a ser el altavoz de moda que todos queremos para decorar nuestro salón. El éxito y la fama de la marca más famosa de amplificadores es incontestable. ¿Pero cuáles fueron sus inicios? Descúbrelos en este post.

Su emblemática letra ligada en cursiva es ya una marca que trasciende límites, que ha pasado de ser un icono del rock a un reclamo de masas. La hemos visto amplificando a miles de guitarristas, y últimamente la vemos también en altavoces y auriculares de uso doméstico, para aquellos que no son músicos pero que confían en Marshall para dar sonido (de calidad) a su vida. Un gran caso de éxito empresarial y de marketing para la industria musical, sin lugar a dudas.

Los altavoces y auriculares Marshall tienen un diseño clásico inspirado en sus amplificadores.

¿Pero cuándo empezó todo? ¿Dónde? ¿Por qué acabó siendo Marshall más popular que otras marcas de amplificadores? Son preguntas que nos vienen a la cabeza y a las que aquí trataremos de dar respuesta. Empecemos por un nombre y un apellido: Jim Marshall.

Hasta los años sesenta, Jim Marshall (1923 – 2012) se ganaba la vida tocando la batería, actuando con su banda y dando clases. Como dato curioso, uno de sus alumnos fue Mitch Mitchell, que posteriormente sería el batería de Jimi Hendrix.

En 1960 empezó a fabricar pantallas para amplificar bajos, que poco después vendería, junto a baterías que también fabricaba, en una tienda que él mismo abrió en Londres. Algunos de los músicos más activos de la escena londinense de la época, como Pete Townshend y John Entwistle, de The Who, o Ritchie Blackmore, de Deep Purple, le animaron a empezar a fabricar amplificadores para guitarra que fueran más potentes que el resto de amplificadores del mercado.

Jim Marshall divisó una oportunidad que no quiso desaprovechar. Reclutó a un joven aprendiz de electrónica, Dudley Craven, y con su ayuda empezó a construir prototipos de amplificadores, hasta que en 1962 fundó la compañía Marshall Amplification y los empezó a comercializar.

Amplificador Marshall de 1964 junto a una Fender Stratocaster (foto de TuneYourSound.com).

Los primeros modelos de la marca tenían 45 vatios y eran parecidos al Fender Bassman, el amplificador favorito de Jim Marshall. Pronto se lanzó a crear amplificadores más potentes, tal y como le habían sugerido, de 100 vatios y con cuatro altavoces de 12 pulgadas (el Fender Bassman contaba con cuatro altavoces de 10 pulgadas). El uso de válvulas EL34 contribuyó a crear una distorsión muy particular y que no tardó en ganar adeptos destacados como Eric Clapton, Jimmy Page o Jimi Hendrix.

Eric Clapton junto a amplificadores Marshall, en los años 60 (foto de Gered Mankowitz).

Las ventas empezaron a dispararse cuando sus amplificadores aparecieron en la portada de un LP de John Mayall’s Bluesbreaker. La demanda superó con creces la oferta (por entonces el ritmo de producción era de un amplificador a la semana), y se vieron obligados a ampliar el equipo y crear la primera factoría Marshall, capaz de fabricar hasta treinta amplificadores por semana.

Y el resto es historia. Hoy en día Marshall es la marca de amplificadores más popular (entre los que son músicos y los que no lo son) y sus fábricas producen «algo más» que 30 amplificadores por semana. Aquí tenéis un vídeo muy interesante que muestra cómo es la fábrica a día de hoy:

¿Cuál es el secreto de su éxito? Los amplificadores que usaban muchos de los grupos y guitarristas más famosos en los años sesenta y setenta eran Marshall, y no hay mejor publicidad que esto para dar a conocer una marca y convertir sus productos en objetos de deseo. Este gancho comercial, combinado con un catálogo de productos de todos los precios y rangos de calidad, y una gran capacidad empresarial y de marketing para saber mantenerse en la cresta de la ola durante todos estos años y, más recientemente, ampliar su oferta de productos al gran público, han sido las claves.

Esperamos que hayáis encontrado interesante este artículo. Si os animáis a comprar un Marshall, os recomendamos que lo hagáis en nuestra app, Sounds Market, la app para músicos en la que los podrás encontrar amplificadores Marshall en venta, nuevos y de segunda mano.  

Descárgatela pulsando aquí.

Marshall: orígenes de la mítica marca de amplificadores
5 (100%) 17 votes

Hazte miembro

Recibe nuestro newsletter para estar al tanto de las últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *