Diferencias entre auriculares abiertos, cerrados y semiabiertos

Escrito por Sounds Market el 24 de julio, 20

A la hora de elegir unos buenos auriculares, no basta con mirar la opción más bien valorada o con mejor reputación, sino que es importante conocer los diferentes tipos que existen, para poder elegir adecuadamente según tus necesidades. Según su construcción, podemos identificar tres grandes grupos de auriculares: sistema abierto, cerrado o semiabierto. Si estás pensando en hacerte con unos auriculares de calidad pero tienes dudas acerca del tipo de auriculares que más te convienen, ¡estás en el sitio adecuado!

Introducción

En el mercado existen tres tipos principales de auriculares. Los principales son los abiertos y los cerrados. El tercer tipo es el denominado semiabierto, el cual es un sistema que conceptualmente estaría situado entre los dos anteriores.

Comprar instrumentos musicales más baratos segunda mano y ocasión

Existen auriculares de gran calidad en estos tres grupos, pero cada uno de ellos está concebido para propósitos distintos. A continuación, te explicaremos en qué se diferencian y cuáles son sus ventajas y desventajas.

Auriculares abiertos

Los auriculares de sistema abierto son auriculares que están diseñados con el fin de no aislar acústicamente al usuario del exterior. Reconocidamente son la opción con la que se experimenta la escucha de la forma más “natural”, ya que permiten que el sonido de la pista se mezcle ligeramente con el sonido de tu entorno.

Además, suelen ser mucho más ligeros y cómodos que el resto de auriculares, dado que la presión ejercida sobre nuestros oídos o cabeza no tiene que ser excesivamente elevada (no tiene que aislar tanto como unos de tipo cerrado).

Sin duda son la opción adecuada si deseas escuchar música mientras vas por la calle, ya que te aportarán confort y seguridad frente a cualquier imprevisto exterior. También suele ser la mejor opción para los usuarios que desean escuchar música de calidad en la vida cotidiana o en sesiones largas de escucha (ya sea profesional o no). En producción, sobre todo son recomendables a la hora de hacer la mezcla y mastering, en aquellos casos en los que interese conseguir una buena calidad de audio en entornos cotidianos o naturales (es decir, emulando las condiciones reales en las que se escuchará el audio).

Sus inconvenientes suelen ser, por un lado, la relativa carencia de graves en las escuchas (frente a auriculares cerrados de gamas similares) y, por otro lado, el hecho de que la falta de aislamiento acústico es bidireccional, lo cual implica que nuestra música va a ser escuchada desde el exterior. Este último hecho puede ser un inconveniente si deseas escuchar música en un entorno público silencioso, como una biblioteca o en la oficina.

Auriculares abiertos
Unos auriculares abiertos.

Auriculares cerrados

Los auriculares de sistema cerrado, por el contrario, están específicamente diseñados para aislar acústicamente al máximo al usuario del exterior. Lo consiguen mediante el uso de materiales y elementos que evitan que las ondas sonoras se disipen hacia otra dirección que no sea la del propio oído: Plásticos más robustos o densos, almohadillas específicamente diseñadas, mayor presión o firmeza de sellado entre almohadilla y oído…

Al estar concebidos con este propósito, consiguen emitir con total precisión las pistas de audio, evitando que cualquier agente exterior se entrometa en tu escucha. Dan una excepcional respuesta en frecuencias graves, y en general permiten percibir con mucha más precisión los matices sonoros de cualquier pista de audio.

Los inconvenientes de este tipo de auriculares son, por una parte, la falta de confort del usuario (mayor peso y mayor presión en la zona de sellado), sobre todo si son usados durante largas sesiones de escucha. La ventilación es muy reducida, por lo que el calor y la humedad también pueden llegar a ser un problema.

Este tipo de auriculares son una pieza indispensable en cualquier estudio de grabación y producción que desee analizar al detalle las pistas grabadas (sobre todo en la etapa de grabación, previa a la mezcla y mastering).

Además, en un estudio de grabación, un músico suele grabar mientras escucha otras pistas por los auriculares de monitorizado, y en estos casos es importante evitar que cualquier sonido filtrado sea captado por el micrófono que está captando la pista.

También son frecuentemente usados por técnicos de sonido de directo, ya que deben ser capaces de identificar con precisión cualquier matiz o irregularidad, estando en un entorno ruidoso.

Si te gusta gozar de todos los matices de tu música, o sumergirte en tu videojuego favorito, también puede que debas hacerte con unos auriculares de sistema cerrado. Sin embargo, no son nada recomendables si lo que deseas es escuchar tu música en tu día a día en el exterior, ya que podrían ser la causa de algún accidente, debido a su eficaz aislamiento acústico.

Auriculares cerrados
Unos auriculares cerrados.

Auriculares semiabiertos

Los auriculares de sistema semiabierto, como su propio nombre indica, estarían en un punto intermedio entre los dos tipos de auriculares ya comentados.

Están diseñados para proporcionar un confort y practicidad similar a los auriculares abiertos, pero a la vez conseguir una respuesta y riqueza de audio mayor. Suelen evitar que se filtren las frecuencias más elevadas y dan mejor respuesta en graves que los auriculares de sistema abierto, aunque no llegan a reproducir audio con la precisión y matices de los auriculares cerrados.

Es una alternativa muy común para usuarios exquisitos con la calidad del sonido en su día a día, ya que en general ofrecen grandes cualidades de escucha, sin aislar completamente al usuario del exterior. También son una buena elección para usuarios que desean iniciarse en el mundo de la grabación y producción, pero que no tienen presupuesto para disponer de distintos tipos de auriculares para cada parte del proceso. Muchos estudios profesionales optan por auriculares de este tipo, dado que, al estar en un estudio ya aislado, el sonido del entorno no suele entorpecer la escucha.

auriculares semi abiertos
Unos auriculares semiabiertos.

Conclusión

Esperamos que, con estas indicaciones, te hayamos ayudado a decidir el tipo de auriculares que te convienen, dependiendo de tu propósito. El audio requiere de gran precisión a veces, sobre todo en entornos profesionales y, de hecho, lo habitual es que en un estudio de grabación y producción coexistan distintos tipos de auriculares, cada uno orientado a un propósito concreto.

Si te estás interesado en hacerte con uno auriculares para DJ de nivel principiante, no dejes de visitar este otro artículo, donde hablamos sobre cinco de los mejores modelos que puedes encontrar en el mercado.

Ahora que ya lo sabes todo sobre los distintos tipos de auriculares, te recomendamos que visites Sounds Market, donde encontrarás todo tipo de auriculares y artículos especiales para músicos, productores y DJ, ya sea de segunda mano o nuevos.

Pulsa aquí para ver nuestra oferta de auriculares de segunda mano y nuevos

Además, si quieres sacar el máximo partido a tus auriculares en el estudio de grabación, puedes apuntarte a nuestras clases de producción. Disfruta de los mejores cursos online y las mejores clases presenciales, para cualquier nivel. ¡No te lo pierdas!

Diferencias entre auriculares abiertos, cerrados y semiabiertos
5 (100%) 2 votes

Hazte miembro

Recibe nuestro newsletter para estar al tanto de las últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *