Mitos y verdades sobre la orquesta del Titanic

Escrito por Sounds Market el 28 de enero, 19

El Titanic, el barco más grande y lujoso jamás construido en su época, “imposible de hundir” según sus constructores, se estaba yendo a pique con más de 2.000 pasajeros a bordo, y durante el hundimiento, su orquesta empezó a tocar. ¿Sucedió de verdad, o solo en la película? Sigue leyendo y te lo descubriremos.

En 1997 James Cameron dirigió y produjo “Titanic”, una de las películas más vistas y premiadas de la historia. Cuidado, si eres una de las pocas personas que aún no la ha visto, en este artículo puede haber spoilers.

En la película, unos jovencísimos Leonardo DiCaprio (que interpreta a Jack, un pobre pintor que llega al Titanic tras ganar el pasaje en una apuesta minutos antes de que el barco partiera) y Kate Winslet (Rose, una chica de buena familia infelizmente prometida con Cal, un arrogante multimillonario) se conocían a bordo del transatlántico y tenían una historia de amor imposible con trágico final tras el hundimiento del barco.

Fotografía real del Titanic

La noche del 14 de abril de 1912, el barco chocó contra un iceberg, y mientras se hundía, en medio del pánico en cubierta, la orquesta desenfundó sus instrumentos y empezó a tocar. Así ocurre en la película, y así ocurrió también en la realidad.

O al menos eso es lo que recogen los testimonios supervivientes de la catástrofe y el libro “El Titanic: La extraordinaria historia del barco a prueba de naufragios”, de Geoff Tibballs (Club Internacional del Libro, 1997). Entre el horror y la desesperación del momento, la música supuso un bálsamo de consuelo al que muchos pasajeros se aferraron. Los nombres de los integrantes de la orquesta eran: Wallace H. Hartley (director), Roger Bricoux, Fred Clarke, P.C. Taylor, G. Krins, Theodore Brailey, Jock Hume y J.W. Woodward.

Escena de la película en la que la orquesta del Titanic toca mientras el barco se hunde

Tocaron Strauss, Sullivan, valses y otros temas festivos y populares en la época. El choque con el iceberg se produjo a las 23:40h de la noche, y la orquesta seguía tocando a la 1:15, cuando la inclinación del barco era ya totalmente inestable. A las 2:10, ya sin luz en cubierta, ni botes salvavidas, ni esperanza alguna de sobrevivir, el director liberó a los músicos, pero nuestros héroes siguieron tocando. Ni ellos ni nadie que aún estuviera en el Titanic en ese momento sobrevivió. Se dice que la última canción que interpretaron fue “Nearer, My God, to Thee”.

También fue noticia hace unos años el violín que tocó el director de la orquesta Wallace H. Hartley, pues fue subastado por un millón de euros, una cantidad nada despreciable, pero muy lejos de los precios que se han pagado por los violines más caros de la historia, de los que hablamos en este otro artículo.

El violín de Wallace H. Hartley

El cuerpo sin vida de Wallace H. Hartley fue rescatado días después del hundimiento, con el violín atado a él. El instrumento fue un regalo de su prometida (tiene una inscripción en la que pone “Para Wally, con motivo de nuestro compromiso”), con la quien se iba a casar al regreso del trayecto en el Titanic. Al morir, el violinista y director de orquesta no se quiso separar de él.

El instrumento fue dado por perdido durante décadas, hasta que apareció de casualidad en 2006 en el desván de una casa en Inglaterra, y, por lo increíble de su historia, al ser descubierto, fue sometido a una intensa investigación para demostrar su veracidad, que finalmente quedó probada.

¡Esperamos que este artículo te haya resultado interesante! La orquesta del Titanic puede ser sin duda una motivación para cualquier músico. ¡Nunca tenemos que dejar de tocar, por muy mal que pinten las cosas!

Por cierto, ¿conoces Sounds Market, la app gratis para músicos? En ella podrás comprar y vender instrumentos musicales de segunda mano, buscar locales para ensayar, estudios de grabación, dar y recibir clases de cualquier instrumento, reparar y alquilar instrumentos… ¡y mucho más!

¡No esperes más y descárgate Sounds Market pulsando aquí!

Hazte miembro

Recibe nuestro newsletter para estar al tanto de las últimas publicaciones

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *