Las raves en los tiempos del smartphone

11 de junio de 2024

En los años 90 y 2000, las raves y festivales de música electrónica eran una experiencia completamente diferente a la que conocemos hoy. La gente se sumergía en la música, disfrutando cada beat y cada drop sin distracciones. Sin smartphones con cámaras, la atención estaba 100% en el DJ y en la pista de baile. Era un momento de conexión pura, donde la energía del público se fundía con la música.

Rave sin teléfonos, más conexión

La ausencia de smartphones significaba que no había necesidad de capturar cada momento para las redes sociales. La gente vivía el presente, y eso generaba una atmósfera única. Los asistentes se comunicaban entre ellos, creando amistades y memorias que se llevaban en el corazón, no en la memoria de un dispositivo.

Fast forward al presente, y la escena ha cambiado radicalmente. Es casi increíble ver cómo en cada festival o rave, todos sacan su teléfono para grabar cada actuación. Es común ver más pantallas que caras en la multitud. La necesidad de documentar cada momento ha reemplazado la experiencia en sí. Definitivamente fu la época de «put your hands up in the air» e no de «put your smarthpone in the air».

La presión de las redes sociales

ASÍ FUE AFTERLIFE MADRID. - FIESTA y BULLSHITThe Return to Printworks | Defected Records™ - House Music All Life LongEric Prydz returns for another epic HOLO set at Tomorrowland 2022 W3

Parte de este cambio se debe a la presión de las redes sociales. Instagram, y TikTok han creado una cultura donde si no lo grabaste, no pasó. Los asistentes sienten la necesidad de compartir su experiencia con el mundo, en lugar de disfrutarla plenamente. Esto no solo afecta su propia experiencia, sino también la de quienes los rodean.

Según un artículo de El País, la cultura rave, que es mucho más que solo drogas y música, nació como movimiento cultural que busca la libertad de expresión y la conexión humana. En sus inicios, las raves eran espacios de resistencia cultural, donde la música y el baile eran formas de liberación. Sin embargo, con la llegada de los smartphones, esa esencia se ha visto comprometida. Ahora, en lugar de centrarse en la experiencia colectiva, muchos asistentes están más preocupados por capturar el momento perfecto para sus seguidores en redes sociales.

Rave y «No phone policy»

▷ BERGHAIN: todo lo que debes saber antes de ir ✓ | DESIRE TECHNO

Para combatir esta tendencia a su manera, pero también para mantener la confidencialidad del club o del actuación, ya hemos oído hablar de clubes berlineses en los que no se permiten el uso de smatphones.

También recientemente Damian Lazarus implantó una ‘NO PHONE POLICY’ en su residencia ibicenca en el aclamado club Hï Ibiza.

Un llamado a la reflexión

Esto nos lleva a una reflexión: ¿Estamos perdiendo la esencia de lo que significa disfrutar musica en directo? La tecnología nos ha dado muchas ventajas, pero quizás también nos ha robado algo de la magia de estos eventos. Tal vez es hora de reconsiderar cuánto tiempo pasamos detrás de una pantalla y volver a conectar con la música y con quienes nos rodean.

Conclusión

Las raves del 2000 nos enseñan una lección valiosa sobre la importancia de vivir el momento. Aunque la tecnología ha avanzado, es crucial encontrar un equilibrio. Disfrutar de la música y de la compañía sin la constante interrupción de los teléfonos puede enriquecer nuestra experiencia y devolvernos un poco de esa magia perdida. ¿Te atreves a dejar el teléfono de lado en tu próxima rave?

Las raves en los tiempos del smartphone
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *