Descubre cómo hacer la mezcla de audio perfecta

28 de octubre de 2021

La mezcla es una de las fases de la producción musical más importantes y a la vez más complejas. Mediante un proceso de ecualización, compresión y ajuste de volúmenes, debemos conseguir que cada instrumento tenga su propio espacio. El objetivo es que, cuando suenen todos a la vez, resulten inteligibles y agradables para el oído. Hoy en Sounds Market os damos algunos tips para mezclar como un profesional.

El mejor materal de produccion de segunda mano y de ocasion en Sounds Market

Esta publicación está hecha en colaboración con DJP Music School, Escuela Superior de Producción Musical.

DJP Music School dispone de una amplia oferta formativa, tanto presencial como online, con la posibilidad de hacer clases individuales y de acceder a una titulación oficial. La temática de los estudios va desde la composición y producción musical hasta el marketing y la promoción online, pasando por distintos programas para DJ y cursos para Ableton o FL Studio.

La formación autodidacta está muy bien, pero si de verdad te apasionan la música y el sonido y quieres convertirte en algo más que un aficionado, no lo dudes y encuentra tu sonido en DJP School.

1. Elige un DAW y hazlo tuyo

El software que utilicemos como herramienta para trabajar es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Existen un montón de posibilidades: ProTools, Cubase, Logic, Ableton, Reaper, FL Studio… En realidad, cualquiera de ellos sirve para mezclar. El caso es que, a ti como usuario, te resulte cómodo y seas capaz de manejarlo y configurarlo a tu gusto.

Nuestra recomendación es que pruebes varios para hacerte una idea de sus diferencias. Eso sí, cuando elijas tu favorito, exprímelo al máximo y sácale todo provecho posible a sus herramientas.

2. Configura tu plantilla

La mayoría de los DAW sirven tanto para grabar, como para componer y mezclar. Sin embargo, cada una de estas labores tiene sus particularidades, por lo que debemos tratar de adaptar nuestro espacio de trabajo a ellas.

mezclador, reaper, configurar plantilla

Lo más recomendable es tener una plantilla distinta para cada tarea. En el caso de una mezcla, lo suyo es tener en pantalla una ventana de mezclador con las distintas pistas y sus efectos, niveles y envíos, simulando una mesa de mezclas analógica. Esto nos permitirá mantener siempre una de referencia del conjunto, indispensable para obtener un sonido equilibrado.

3. El orden importa

Es probable que, sobre todo si estás empezando, tus proyectos sean un poco caóticos. Existe cierta tendencia a pensar “Bueno, mientras yo lo entienda, el proyecto saldrá adelante…”. Sin embargo, un proyecto ordenado te facilitará la vida a largo plazo, especialmente si necesitas trabajar en varios proyectos paralelos o si tienes que enviárselos a alguien más para que trabaje sobre ellos, algo bastante común.

Por eso es imprescindible ponerle nombre a cada pista y, si es posible, marcar también con colores los grupos de pistas. Por ejemplo, si marcamos con un color todas las pistas de percusión, nos resultará mucho más intuitivo tanto visualizarlas como identificarlas de oído.

4. Menos es más

Cuando nos ponemos a ecualizar, comprimir y aplicar efectos, corremos el riesgo de pasarnos y machacar demasiado los audios originales. Esto dará lugar a un sonido artificioso y desagradable, por lo que la norma general suele ser que cuanto menos procesado, mejor. Si hablamos de ecualización, por ejemplo, lo más recomendable siempre es quitar frecuencias, en lugar de añadirlas donde no las había.

ecualización, fabfilter, estudio musical

Obviamente no siempre es posible seguir estas pautas, ya que, dependiendo de la calidad de sonido de las grabaciones, a veces es inevitable tener que hacer apaños de este tipo. Sin embargo, nuestro consejo es tener siempre presente el minimalismo como punto de partida.

5. Descansa tus oídos

Nuestros tímpanos son unos órganos muy sensibles, que se fatigan con facilidad si los exponemos a presión sonora durante un tiempo prolongado.

Teniendo en cuenta que se trata de nuestra principal herramienta a la hora de mezclar, debemos ser muy cuidadosos con ellos y tener en cuenta que su respuesta no es la misma cuando empezamos a trabajar que cuando llevamos una o dos horas en ello.

Por eso, en vez de meternos un atracón de dos o tres horas y arriesgarnos a cometer errores, lo más recomendable es hacer descansos de 10 minutos mínimo cada hora u hora y media.

Otra buena costumbre es comprobar que la mezcla vaya sonando bien tanto a bajo volumen, como a volumen medio y alto.

6. Experimenta y se creativo

Una vez tengas un proyecto limpio y equilibrado, con los volúmenes balanceados y cada cosa en su sitio a nivel de ecualización y compresión, es hora de jugar. La mezcla también es un proceso creativo, y son muchas las canciones que han marcado un antes y un después por su originalidad en este sentido.

mixer, mixing, creativo

Una buena forma de experimentar es crear y guardar distintos proyectos, cada uno con una paleta de efectos distinta, para después poder compararlos entre sí.

Conclusiones

Aquí os hemos dejado algunos de los consejos fundamentales a tener en cuenta para conseguir una mezcla equilibrada. Sin embargo, para llegar a ser un profesional, son necesarios años de estudio y experiencia. Si queréis dedicaros a esto, desde SoundsMarket os recomendamos formaros, ya sea de forma presencial o telemática, en la DJP Music School.

También os recordamos que visitéis nuestra sección de compraventa. Allí podréis acceder a nuestras ofertas de equipo musical, tanto nuevo como de segunda mano. Sounds Market es la web de compraventa mejor valorada por los usuarios, gracias a nuestro sistema de pago entre particulares totalmente seguro y a la atención seguimiento personalizado de cada transacción. ¡Os esperamos!

Descubre cómo hacer la mezcla de audio perfecta
5 (100%) 1 vote

Hazte miembro

Recibe nuestro newsletter para estar al tanto de las últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *