¿Cuál es la diferencia entre altavoces activos y pasivos?

Escrito por Sounds Market el 21 de noviembre, 19

Si quieres comprar unos altavoces, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es si van a ser activos o pasivos, ya que son dos opciones muy diferentes y que están directamente vinculadas a las necesidades y presupuesto del que dispongas. Pero, ¿en qué se diferencia un altavoz activo de uno pasivo? Sigue leyendo, ¡que te lo contamos!

Introducción

Si miras un altavoz de lejos, o si solo ves la parte frontal, probablemente no sepas distinguir si es activo o pasivo: lo único que verás será una caja, con uno o varios conos, que es capaz de emitir sonido proveniente de una fuente externa (un instrumento, un micrófono, un reproductor de música…). Pero debes saber que, aún y teniendo una apariencia exterior parecida, un altavoz activo tiene unas características muy distintas respecto a uno pasivo. ¿Quieres saber por qué? ¡Vamos allá!

Un monitor de estudio

Diferencia entre altavoces activos y pasivos

La principal diferenciación entre altavoces activos y pasivos, es que los activos llevan un amplificador incorporado, mientras que los pasivos requieren de una amplificación externa

Es decir, el altavoz activo, también llamado autoamplificado, está constituido por una caja que incorpora un amplificador y un altavoz, lo que significa que es capaz de tratar y amplificar el sonido por sí mismo, y posteriormente reproducirlo a través del altavoz. 

Por otro lado, el altavoz pasivo, simplemente reproduce el sonido sin amplificarlo ni tratarlo, por lo que requerirá recibir la señal sonora previamente tratada por un amplificador independiente, una tarjeta de sonido o una mesa de mezclas (de las que hablamos al detalle en este otro artículo). 

Cuándo es mejor usar altavoces activos

Es una solución práctica y “todo en uno”, y es por esto que la mayoría de monitores de estudio para producción musical o DJ son activos (si te interesa el tema, en este otro artículo de nuestro blog te recomendamos tres monitores de estudio ideales para principiantes). Repasemos ventajas y desventajas de los altavoces o monitores activos:

  • No te hará falta un amplificador externo, solo necesitarás conectar la fuente de sonido a los altavoces, y controlar la señal desde estos.
  • Ocuparás menos espacio que unos altavoces pasivos del mismo tamaño, ya que no necesitarás el previo a parte, y requieren menos cableado. 
  • Son más caros que los altavoces pasivos, pero suele ser una opción más económica que comprar altavoces pasivos más amplificador a parte (depende mucho de la gama y marca de los altavoces). 
  • A diferencia de los altavoces pasivos, requieren conexión a la corriente.
Un altavoz activo

Cuándo es mejor usar altavoces pasivos

El uso de los altavoces pasivos se puede aplicar a muchos ámbitos distintos de la música: desde equipo de Hi-Fi (alta fidelidad) a pantallas que acompañen a un cabezal de guitarra eléctrica o bajo eléctrico. Veamos sus pros y contras:

  • Podrás mejorar o modificar el sonido sin tener que cambiar los altavoces, simplemente tendrás que cambiar o mejorar el amplificador o previo. 
  • Son más ligeros, pesan menos que los altavoces activos, porque no incorporan el amplificador dentro de la caja. Aunque, tal y como ya se ha explicado antes, el formato altavoces pasivos más amplificador independiente acabará ocupando más espacio
  • Los altavoces pasivos son más baratos que los activos. Pero como ya hemos comentado previamente, si le añades el coste del amplificador que necesitarás a parte, el precio total suele acabar siendo más caro
Altavoces pasivos en un escenario

Conclusión

Para cerrar el tema, ¿qué te conviene más, comprar unos altavoces activos o pasivos? Pues, como casi todas las comparativas que hacemos, dependerá del uso que le vayas a dar

Si son para escuchar música en tu casa, o ya tienes un amplificador a parte, o una mesa de mezclas o tarjeta de sonido, los altavoces pasivos serán una buena opción para ti, porque ya tendrás “la mitad” del equipo. De comprar unos altavoces activos en este caso, probablemente te saldrían más caros y acabarías teniendo dos amplificadores o previos de sonido a la vez, lo que resultaría innecesario. 

Si no cuentas con ningún tipo de previo o amplificador, lo más práctico será que vayas directamente a comprar altavoces activos. Como ya te hemos contado, son la opción “todo en uno” ideal para, por ejemplo, producir música en tu casa o “home studio”, o en un estudio de grabación

¿Y dónde los puedes comprar? Si buscas opciones económicas y con buena relación calidad/precio, lo mejor es acudir al mercado de segunda mano, ya que son un tipo de artículo que suele sufrir muy poco deterioro con su uso y el paso del tiempo, y sin embargo, se encuentran muy rebajados

Para ello, nada mejor que echar un vistazo a nuestra sección de compraventa, donde te encontrarás con una amplia oferta de altavoces activos y pasivos de segunda mano a precios muy baratos y rebajados, y de las mejores marcas y fabricantes (Behringer, Pioneer, DAS, JBL, KRK Rokit, M Audio, Yamaha, Mackie, Adam…). Compruébalo tu mism@ ahora accediendo a nuestra sección de compraventa de altavoces de segunda mano pulsando aquí.

¿Aún no sabes de qué va Sounds Market? Es la web y app gratis ideal para cualquier tipo de músico o DJ, de compraventa de instrumentos musicales de segunda mano y servicios para músicos, como clases, alquiler y reparación de instrumentos, o buscar locales de ensayo y estudios de grabación cerca de ti. ¡Entre otras funcionalidades!

Para la compraventa de altavoces de segunda mano, y cualquier otro instrumento o equipo de audio, contamos con un cómodo método de pago seguro, ¡con envío incorporado! ¿A qué esperas para comprar y vender en Sounds Market? ¡Descárgate ahora nuestra app gratis! 

¿Cuál es la diferencia entre altavoces activos y pasivos?
5 (100%) 1 vote

Hazte miembro

Recibe nuestro newsletter para estar al tanto de las últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *